viernes, 15 de marzo de 2013

TTPP (Trae Tu Propio Portátil)

A partir de los 8 años se puede empezar a programar… Bueno, más bien a entender las bases de la programación, lo que no es poco a dicha edad. Esta es la propuesta de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la Universidad de Valladolid y la Cátedra Telefónica de Movilidad y Educación, canalizada a través del Club de Jóvenes Programadores..

Las chicas y los chicos interesad@s se reúnen los lunes de 17 a 20h. en un aula de la ETSII en el Campus Miguel Delibes, en la que tiene cabida tanto l@s que ya tienen alguna experiencia como l@s que quieren iniciarse en programación. Ha comenzado de manera regular este pasado 4 de Febrero y de momento cuenta con 17 alumn@s. El aula dispone de monitores que ayudan, motivan y orientan en el aprendizaje, fomentan el intercambio de ideas y el desarrollo de la creatividad.



La idea surgió después de varias ediciones el año pasado de Scratch-Days, eventos en los que se explicaba a padres e hijos cómo programar. La chavalería aprendía a programar de manera divertida, con el desparpajo propio de la edad y, sobre todo, se daban cuenta de la importancia de la colaboración y el trabajo en grupo con otras personas de su misma o parecida edad con las que compartían intereses comunes. Los promotores del Club de Jóvenes Programadores confiesan que su objetivo no es sólo que aprendan a programar, sino que desarrollen la creatividad y el pensamiento lógico-abstracto.

En esta primera fase, han comenzado por usar el lenguaje Scratch, un sistema de construcción por módulos diseñado por el MIT (Massachussets Institute of Technology) que lo que consigue sobre todo es alfabetizar en programación, es decir, comprender las bases. Con este lenguaje se puede trabajar en proyectos de tipos muy diversos, desde la generación de animaciones hasta la programación de videojuegos, así como interactuar con el entorno a través de robots. En el aula disponen de motores, sensores y piezas para jugar con los Lego WeDo, así como varios robots educativos Moway (cedidos por la empresa Minirobots S.L.). A medida que vaya creciendo el número de usuari@s y su nivel de comprensión se añadirá el aprendizaje de otros lenguajes de mayor complejidad, tales como el AppInventor, Python, Alice...

La filosofía del Club de Jóvenes Programadores es “Aprender, aprender y aprender. A ratos, todos juntos. A ratos, cada uno solo. Aprender del monitor. Y enseñar al monitor. Aprender cosas nuevas. Aprender de lo que me gusta. Aprender a aprender. Aprender por disfrutar. Disfrutar aprendiendo”.

Para saber más:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada